Reikiavik: la escapada

Reikiavik: la escapada

Si el viajero dispone de un fin de semana largo, debe aprovechar para escaparse al campo y disfrutar de las maravillas naturales situadas en las cercanías de la capital. Es fácil visitar varios puntos de interés, incluido el Círculo Dorado, realizar desvíos interesantes y todavía disponer de tiempo para gozar del singular encanto de Reikiavik.

Tras aterrizar en el aeropuerto internacional de Keflavík se va a la Laguna Azul a recuperarse del jet lag en sus increíbles aguas y barros de sílice. Después se pasea por las tierras humeantes de la península de Reykjanes, cerca de Valahnúkur o Krýsuvík, y se toma la carretera de la costa para ir a comer pescado a Eyrarbakki o Stokkseyri. Alojarse cerca de Hella o Hvolsvöllur permite salir a montar a caballo por el fértil valle de Fljótshlíð, lleno de cascadas, o ver la aurora boreal (los meses más fríos). Los viajeros más activos disfrutarán con la gran ruta de Fimmvörðuháls desde Skógar por la cresta entre dos campos de hielo (y lugar de la erupción del Eyjafjallajökull en el 2010) que baja hasta Þórsmörk, un valle boscoso con flores silvestres árticas. Otras opciones son un circuito super-Jeep o tomar un autobús anfibio a Þórsmörk y realizar excursiones de un día por el valle. Si se va justo de tiempo, se puede recorrer la lengua del glaciar Sólheimajökull.

De regreso al oeste se visita el amplio valle volcánico de Þjorsardalur, con vistas dispares, incluida una granja de la época de la colonización del país, cascadas ocultas y las laderas del volcán Hekla; o las cascadas de Gullfoss, el potente Geysir que dio nombre al resto de géiseres y la fosa tectónica y la sede el antiguo Parlamento en el Parque Nacional de Þingvellir: la clásica ruta del Círculo Dorado. La escapada culmina con una noche en Reikiavik, con sus tiendas de diseño, museos y galerías interesantes, restaurantes suculentos, bares animados y circuitos de observación de ballenas desde el Puerto Viejo.

 

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Encuentra la mejor época para ver las auroras boreales © Getty Images.

El verano trae multitud de visitantes que quieren viajar por carretera, caminar o divertirse con la permanente luz diurna, mientras que el invierno es la época de las aventuras árticas, de ver auroras boreales o de bañarse en una piscina

Encuentra la mejor época para ver las auroras boreales © Getty Images.
Desde el extremo suroeste de Islandia es fácil llegar a algunos de los lugares más representativos del país © Creative Family / Shutterstock.
En Islandia, todas las distancias se miden desde Reikiavik. Desde la capital se puede acceder a las distintas rutas para conocer los lugares más icónicos del país como el Parque Nacional de Pingvellir, la Cascada Gullfos o el Geysir. Algunas de ellas se pueden hacer en un día, otras requieren adentrarse en el terreno gracias a la carretera de circunvalación para poder visitar lugares tan mágicos como las cuevas del glaciar de Langjökull. Aquí encontrarás las mejores rutas para hacer desde Reikiavik en tu viaje.
Coche cruzando un puente © HRAUN / Getty Images.
Islandia es un país de paisajes inmensos comprendidos entre volcanes y montañas heladas. Es importante encontrar la mejor forma para recorrer sus carreteras y conocer las mejores formas de acceder a los lugares más remotos. En automóvil o autocaravana se puede recorrer Islandia libremente y al ritmo que uno prefiera; Los autobuses recorren el país de forma económica; El avión se ha convertido en una forma de transporte a la altura del coche; Conocer el país en bicicleta es toda una aventura y los Ferrys permiten conocer islas en las que están prohibidos los coches.