Bienvenidos a Europa

Es imposible visitar Europa y no maravillarse ante su impresionante belleza, su épica historia y su sorprendente diversidad artística y culinaria.

Paisajes gloriosos...

Bienvenidos a Europa

Es imposible visitar Europa y no maravillarse ante su impresionante belleza, su épica historia y su sorprendente diversidad artística y culinaria.

Paisajes gloriosos

La diversidad natural es enorme: las escarpadas tierras altas escocesas con valles y lagos; los fabulosos fiordos de Noruega, que parecen esculpidos a hachazos por gigantes; los valles vinícolas del Loira; y las llanuras casi esteparias del centro de España. Si el viajero busca playas, un circuito por la costa norte del Mediterráneo descubre una joya tras otra; pero también puede aventurarse por otras costas preciosas no tan conocidas, como la del mar Báltico y la del mar Negro. Los amantes de la montaña disfrutarán en los Alpes, que cruzan Europa central pasando por Francia, Suiza, Austria, el norte de Italia y el minúsculo Liechtenstein.

¡Brindemos!

Europa tiene una de las mejores vidas nocturnas del planeta. Los DJ más famosos del mundo animan la noche en Londres, Berlín y París, ciudades con ocio de primera, sobre todo en cuanto a teatro y música en directo. Otros sitios clave de la marcha nocturna incluyen Moscú, Belgrado, Budapest y Madrid; pero si se busca algo más acogedor se pueden sumar a la lista los pubs de Dublín y los cafés de Viena. La fiesta sigue en las calles del continente gracias a un sinfín de festivales y celebraciones, desde desfiles urbanos con miles de asistentes hasta conciertos íntimos en un antiguo anfiteatro.

Un magnífico menú

Tras visitar los grandes museos, admirar vistas panorámicas y gozar de la enérgica vida nocturna, ¿qué queda? ¡Lanzarse a una aventura culinaria incomparable! ¿Quién no querría paladear una pizza en Nápoles, un souvlaki en Santorini o un haggis en Escocia? Y para que conste en acta, Gran Bretaña posee algunos de los mejores restaurantes indios del mundo, el doner kebab de Turquía es pieza clave de la cultura culinaria alemana actual, y en los Países Bajos es posible darse un festín de rijsttafel indonesia. De nuevo, la diversidad de Europa y su alcance global son su mejor carta.

Patrimonio cultural

La gran riqueza de puntos de interés es el mayor atractivo de Europa: la cuna de la democracia en Atenas, el arte renacentista en Florencia; los elegantes canales de Venecia; el esplendor napoleónico de París, y el lienzo histórico-cultural de múltiples capas de Londres. Otros puntos de interés menos obvios pero no menos impresionantes incluyen los palacios moriscos de Andalucía; la fascinante mezcla de Oriente y Occidente de Estambul, en Turquía; la majestuosidad de los palacios imperiales meticulosamente restaurados de la antigua capital de Rusia, San Petersburgo; y la última obra en curso de Gaudí, La Sagrada Familia, en Barcelona.

Mapa

Artículos más leídos

Encuentra la mejor época para ver las auroras boreales © Getty Images.
El verano trae multitud de visitantes que quieren viajar por carretera, caminar o divertirse con la permanente luz diurna, mientras que el invierno es la época de las aventuras árticas, de ver auroras boreales o de bañarse en una piscina
Encuentra la mejor época para ver las auroras boreales © Getty Images.
Desde el extremo suroeste de Islandia es fácil llegar a algunos de los lugares más representativos del país © Creative Family / Shutterstock.
En Islandia, todas las distancias se miden desde Reikiavik. Desde la capital se puede acceder a las distintas rutas para conocer los lugares más icónicos del país como el Parque Nacional de Pingvellir, la Cascada Gullfos o el Geysir. Algunas de ellas se pueden hacer en un día, otras requieren adentrarse en el terreno gracias a la carretera de circunvalación para poder visitar lugares tan mágicos como las cuevas del glaciar de Langjökull. Aquí encontrarás las mejores rutas para hacer desde Reikiavik en tu viaje.
Coche cruzando un puente © HRAUN / Getty Images.
Islandia es un país de paisajes inmensos comprendidos entre volcanes y montañas heladas. Es importante encontrar la mejor forma para recorrer sus carreteras y conocer las mejores formas de acceder a los lugares más remotos. En automóvil o autocaravana se puede recorrer Islandia libremente y al ritmo que uno prefiera; Los autobuses recorren el país de forma económica; El avión se ha convertido en una forma de transporte a la altura del coche; Conocer el país en bicicleta es toda una aventura y los Ferrys permiten conocer islas en las que están prohibidos los coches.