Nyhavn, el canal más famoso de Copenhague

 Nyhavn, Copenhague, Dinamarca

Si tuviera que elegir mi lugar preferido de Copenhague lo tengo muy claro: el canal Nyhavn. Las pintorescas fachadas de colores que lo salpican constituyen una de las postales más típicas de la ciudad. El canal Nyhavn es, sin el menor atisbo de duda, un must see de la capital danesa.

A este emplazamiento se accede directamente desde la Plaza Real también llamada Kongens Nytorv, conocida por albergar dos de los edificios más emblemáticos de la capital danesa: el famoso Hotel de Inglaterra, uno de los más caros de la ciudad, y el palacio de Charlottenborg, sede de la Real Academia de Bellas Artes que ofrece habitualmente exposiciones de arquitectura y arte contemporáneo.

Nyhavn, que en danés significanuevo puerto, fue construido a finales del siglo XVII (y restaurado hace menos de quince años) como un canal que permitía el acceso directo al mar desde la antigua ciudad de Copenhague. Hay muchas historias curiosas que giran en torno a este canal: el famoso escritor danés Hans Christian Andersen vivió en Nyhvan nº 20, mientras que en el número 17 residió el primer tatuador de la historia.

En Nyhavn hay numerosos bares con terrazas donde merece la pena sentarse a beber o a comer algún plato típico de la gastronomía danesa como el frokost tallerken, un plato elaborado a base de arenque, salmón y verduras, los smørrebrød, sándwiches abiertos rellenos de arenque, o las albóndigas y el pescado fresco. Y es que los daneses son unos consumados gourmets y prueba de ello es que en la capital danesa hay 14 restaurantes con estrella Michelin. En Nyhavn, además, hay varios bares para tomar una copa y escuchar música en directo, sobre todo jazz, ya que a los daneses les gusta mucho este género musical.

En el canal suele haber un gran número de barcos de madera atracados que ayudan a crear una atmósfera mágica y que nos trasladan, aunque sea por un instante, a la Dinamarca de finales del siglo XVII cuando Copenhague era uno de los puertos más importantes del norte de Europa y Nyhavn el barrio de los pescadores y de los marineros.

 

 

Desde Nyhavn parten la mayoría de embarcaciones que recorren los canales de la capital danesa. Desde mi punto de vista ésta es la mejor manera de contemplar algunos de los edificios modernos más importantes de Copenhague ubicados a uno y otro lado del canal Inderhavnen, el brazo de agua con el que el Øresund, uno de los estrechos que conecta el Mar del Norte con el Báltico, se hace presente en la ciudad. Así desde el mar se tiene una vista espectacular de la ampliación de la Biblioteca Real, llamada Diamante Negro por sus vidrios oscuros, y que es uno de los mayores exponentes de la arquitectura moderna de esta ciudad cosmopolita, vanguardista y moderna.

Texto: María Jesús Tomé