Cuarto día

Comienza en el mercadillo de Waterlooplein, donde venden desde botas a estatuas de Buda. El taller de Rembrandt se halla en las inmediaciones. El Museum het Rembrandthuis ofrece una mirada al santuario del maestro, incluido su caballete salpicado de pintura. El vecino Gassan Diamonds ofrece circuitos gratuitos.

En Tokoman se pueden comer deliciosos sándwiches de Surinam, antes de pasear hasta el Plantage para ver las exposiciones sobre la resistencia durante la II Guerra Mundial en el Verzetsmuseum. Después se recomienda beber cerveza ecológica a los pies de un auténtico molino de viento en Brouwerij ʼt IJ.

Se pasa la velada en la terraza de De Ysbreeker, contemplando el bullicio y las casas flotantes sobre el río Ámstel, o en la azotea del exclusivo Canvas gozando de las vistas.

 

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Turismo sostenible: Daan (izda.) and Karl (dcha.) en el desierto de Sossuvlei, en Namibia
Couple of Men, fundado por Karl Krause y Daan Colijn, ofrece información sobre destinos amigables con la comunidad LGTBIQ+.
Cortesía de Couple of Men
Llegada a grandes ciudades europeas
Al llegar a una gran ciudad europea se puede visitar el Castillo de Praga, observar a la gente en París o bañarse en un balneario en Budapest.
Soloviova Liudmyla / Shutterstock
Bombay (Mumbai), India
En el mundo hay un montón de ciudades de primera línea y de visita casi obligada, que podrían tomarse por capitales de país, pero no, no lo son. Aquí van 10 de las más conocidas.
Sapsiwai_Shutterstock