Día 2

Se pasea por la place Bellecour y se sigue hacia el norte. Se admiran la place des Jacobins y el Théâtre des Célestins, y luego se va de tiendas por el Carré d’Or y el passage de l’Argue. Se va hasta la Opéra, la place des Terreaux y el Musée des Beaux-Arts, y se almuerza en L’Atelier des Augustins. Luego se recorren las laderas de la Croix-Rousse, con numerosas tiendas de diseñadores. En la meseta de la Croix-Rousse, uno puede pararse a tomar una copa cerca del Gros Caillou o, en verano, en place Colbert. A la hora de cenar se puede optar por Le Canut et les Gones o Les Boulistes.

 

Tienda